jueves, 19 de noviembre de 2009

José Eugenio Sánchez


José Eugenio Sánchez (Jalisco, 1965). Reside en la ciudad de Monterrey, México. Ha publicado El mar es un espejismo del cielo (1990), Tentativa de un sax a medianoche (1992), El azar es un padrote (Ana Fernández editor, 1995), Physical Graffiti (Ed. Visor, 1998), La felicidad es una pistola caliente (Ed. Visor, 2004) y Escenas sagradas del oriente (almadía, 2009). En 1996 perteneció al Internacional Writing Program de la Universidad de Iowa y en 1997 obtuvo el X premio internacional de poesía de la Fundación Loewe.





MIS RENTERAS


aunque las tres son señoritas
la más joven tiene 62

no me pidieron referencias:
una dijo que me parecía
a cristo

espero no llegue el día
en que me pidan les arregle la puerta
el matamoscas la regadera

ya me imagino yo con una estilson entrando al baño
siendo testigo de una penosa tragedia:

una mujer con piel de trapo
y el cabello enjabonado diciendo:
vente chiquito
o si le tienes miedo al agua vamos a la alcoba
nada más pásame el bastón
sirve que me pegas con él




de PHYSICAL GRAFFITI (1998)






EL DÍA DE LAS GUACAMAYAS


codornices disfrazadas de guacamaya
avestruces disfrazadas de guacamaya
águilas disfrazadas de guacamaya
tucanes cóndores palomas mariposas disfrazadas de guacamaya
pájaros bobo de patas azules disfrazados de guacamaya
cuervos pelícanos gorriones cenzontles cardenales disfrazados de guacamaya
mi periquita y yo disfrazados de guacamaya
era el día de las guacamayas

las cotorritas disfrazadas de guacamaya
les daban cortón a las guacamayas que no llevaban disfraz
las urracas disfrazadas de guacamaya picoteaban cualquier grano
mazorca o calva que espulgar
los marabúes disfrazados de guacamaya rondan
las vacas disfrazadas de guacamaya no sabían qué hacer
era el día de las guacamayas

mi periquita es una parvada de hermosura
y algunas pajarracas disfrazadas de guacamaya
nos fruncieron el pico al vernos

pero una guacamaya disfrazada de guacamaya
cacareó un discurso sobre volar sobrevolar
y el plumerío festejó hasta alzar el vuelo
y admiró a la guacamaya disfrazada de guacamaya

era el día de las guacamayas







MEDITACIÓN EN LAS COSTAS DONDE LAS TORTUGAS
ENTIERRAN SUS HUEVOS



oh no no no:
contento estoy por el dinero sí
y por las mujeres y los hombres con dinero sí
y por los lugares que lo tienen

mi debilidad sería morir en la bóveda del señor burns
en la chequera del internazionale
o en la polvera de pauline c
adoro el dinero
quiero cuatro clones mostrándome mi ropa cada mañana
y una tribuna de golf charlando conmigo por las noches

en estos momentos de amor maroma rebote frontón pista de hielo
asiento trasero del coche
donde lo único importante es el dinero
y el sexo por dinero
y por dinero la cantante duerme con un loco & un abusivo
& un representante & un depravado: un hombre de siglo xx
en estos días debería haber algo diferente
pero poco puedo hacer con esta mascarilla de pepinos
y el martini que oh casi casi se me tira




de LA FELICIDAD ES UNA PISTOLA CALIENTE (2004)





GORDAS SUMAS POR UNA DELGADA CREDIBILIDAD



calientes gritamos en medio del desierto pasando cigarro mano en mano
somos los más imbéciles para los imbéciles que ocupan grandes puestos
una redada una evidencia
un hipódromo con las mejores apuestas
: un ácido
un solo de guitarra largo e intenso que todos tararean
nuestro engrudo adhiere el presente en la línea punteada del pasado
construyendo en la papiroflexia un alarido
porque entre nosotros
los pioneros del crack la web el código binario
algunos cambiando de look
o de copilotos en un brilloso convertible estirando el brazo de picnic
o en una raya en lo profundo de los hoyos nasales
somos una flor en la ventana
un baño de vapor cerca de la terminal de autobuses
un plato humeante saliendo del microondas
y pasamos entre el polvo del cielo
como una máquina sofisticada y moderna
que siempre ha estado obsoleta
 
 
Poema inédito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada