jueves, 19 de noviembre de 2009

Rodrigo Arroyo

Rodrigo Arroyo (Curicó, 1981). Es Licenciado en Artes Visuales por la Universidad de Playa Ancha. El año 2002 formó parte del taller de poesía del centro cultural La Sebastiana.Participa del Seminario de Reflexión Poética que se efectúa en el mismo lugar desde el año 2004. El año 2008 publica su primer libro de poesía Chilean Poetry (Ed. Fuga) y obtiene las Becas de Creación Literaria del Fondo del Libro y del taller de la Fundación Neruda, La Chascona. Ganador del Concurso Literario Grifo 2008, mención poesía. En 2009 publica Vuelo (Ed. Inubicalistas). Como artista visual cuenta con dos exposiciones individuales, Untitled y Traslados, y ha participado en varias exposiciones colectivas. Actualmente vive en Valparaíso, donde se desempeña como profesor de Artes Visuales.



de A KIND OF MUTENESS



Un imperio nubló todos estos años, el registro de cierta época, y muchas otras cosas.

Sólo digo humo

sólo digo diáspora.

A pesar de las nubes, los muertos dejan una huella,

en algún lugar, es eso, la mancha de sangre, una

discusión estética.

Entretanto, colecciono el the end de las películas.



***



Mi cuerpo aparece ahí sentado en la silla vieja,

preguntándose ¿Qué será del miedo?

o eso de igualdad, libertad, fraternidad y

modernidad.

Esta, la ciudad que aparece tras mi cuerpo, se pierde en su propio vacío. Parece un dibujo extraviado; tiene años

enmoheciéndose:

por el viento, el frío,

por la bayoneta,

y la piedra húmeda,

por una lluvia fuera de lugar

.

La ceniza empieza a cubrir nuestros monumentos,

la lluvia se desliza entre lo que puede ocurrir y lo que ha ocurrido. Se siente el eco de los golpes, la ceniza cubre esta tristeza. Hay culpables,

la desaparición ya no está desaparecida.

No hay signo que no eclipse,

nadie sabe por qué llueve.


***




de STILL



Han colgado más cables que otros años.

El suelo es un dibujo lleno de sombras,

es la modernidad,

es la modernidad.

Caen balas que creíamos perdidas

¿Qué metafísica hay en ello?






de FROM THE LABYRINTH



Deambulo solo, evitando los ojos dibujados a lo largo de las paredes.

Se oye música afuera. Las cosas son reconocibles por sus historias,

las balas son producto de malas ficciones: el mármol caído, la pieza en llamas,

un lenguaje callado en sus nuevos signos.

Quizás nunca encontremos algo; y la verdad sea un montón de piezas. Hace frío,

- es siempre igual-

duele el humo en los ojos. No es posible decir todo lo que se quisiera

incluso para escucharlo solo. No podría decir las ausencias de los sonidos,

los silencios.

Nos fuimos tan lejos

que olvidamos la historia y la herida.

Se nos olvidó la historia, repito, la historia;

repito, el cepillo de dientes en el baño.

 
 
 
 
fragmentos de CHILEAN POETRY (2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada